Opinión
SER PRIISTA EN 2019 I
Ser priista en 2019 I

Morelia
Jueves, 07 de febrero de 2019

Opinión



Ser priista en 2019 (I)
Jorge M Galván*

Recuperar las instituciones democráticas para la gente implica participar en política.

Participar en política es una necesidad y un deber cuando la democracia en México es vulnerada todos los días por quienes odian a nuestro país, puesto que de no hacerlo las personas más deshonestas y autoritarias terminarán ocupando los espacios vacíos. La lógica del poder no permite espacios vacíos.

Muchas personas de mi generación dicen que no tiene sentido militar en un partido político, mucho menos en el PRI. No podría estar más en desacuerdo. Soy parte de esa generación a la que llaman millennial en donde se nos ubica como los hijos de la apertura económica y la transición democrática. Nosotros no nos acordamos de cómo era el país antes de abrirnos al mundo y cuando había solo una opción en política. Nosotros no apreciamos el avance que ha tenido el país en 30 años y por lo mismo se nos hace fácil tirarlo a menos y más durante las elecciones como lo vimos en México en 2018.

A diferencia del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador yo no me afilié al PRI en 1976, al PRI que mataba estudiantes, proscribía a partidos políticos de oposición, miraba a la política como un medio para enriquecerse y aspiraba a controlar la economía a través de las políticas de las crisis y la inflación; es ese PRI que amenaza con regresar bajo las siglas de MORENA.

Yo me afilié al PRI en 2010, el PRI que logró que más personas fueran profesionistas por primera vez en su familia, que pluralizó el sistema de partidos, que incluyó a jóvenes preparados en la política y que abrió la economía de nuestro país para competir y triunfar en el mundo.

La traición de políticos corruptos lastima a mi generación. Salidos del PRI vieron a la política como el medio para enriquecerse. Esa visión de la política no es exclusiva del PRI sino de una generación de políticos que ya no caben en México. Tan no caben en México que tampoco lo hacen en el PRI de donde han sido expulsados, encarcelados por gobiernos priistas o bien ya se han ido al partido del presidente López Obrador.

La crisis del sistema de partidos en México asociada a la corrupción es una oportunidad para jubilar a esos políticos que siguen viendo a la política como una forma de enriquecerse a costa de la gente; es una oportunidad para jubilar al dinosaurio.

Como toda crisis, esta también representa una oportunidad para el PRI. En el México de hoy no basta con ser oposición, hay que ser opción. Esta es una oportunidad para construir desde abajo con la gente una opción democrática preparada, honesta, nacionalista y con visión de futuro. Hoy es tiempo de militar.

 

*Economista y Maestro en Administración Pública por la Universidad de Columbia en Nueva York. Es Secretario Editorial del PRI



Visitas: 147